2 de julio de 2008

Tu apellido es mi apellido

En Alemania, y en muchos otros países, cuando una pareja se casa la mujer toma el apellido del hombre y el suyo desaparece de su documentación.
Ejemplo: "Consuelo Pérez" y "Sabino Demozos" se casan, entonces ella pasará a llamarse "Consuelo Demozos".

En Alemania se puede optar también por añadir al apellido de la mujer el apellido del hombre unido con un guión. Siguiendo con el ejemplo, ella pasará a llamarse "Consuelo Demozos-Pérez" o "Consuleo Pérez-Demozos".

No olvidéis que en Alemania sólo tienen un apellido.

Y en último lugar la mujer puede mantener su apellido de soltera, pero esto se sale de lo normal, sólo las mujeres "más emancipadas" lo hacen.. Esta solución es la más complicada a nivel burocrático, ya que en el libro de familia tiene que aparecer un sólo apellido, que luego será el de los hijos.

A mi las dos primeras opciones, con mi mentalidad española, me parecen arcaicas, parece como si le pusieran un sello a la mujer diciendo de quién es.

Cuando tengo la oportunidad saco el tema a las alemanas y siempre llego al mismo punto, no entienden como puede una mujer no querer "tomar" el apellido de su marido, para eso mejor no casarse.. Y lo de los hijos de españoles, que lío, tener dos apellidos!!

Otra cosa a la que me voy a tener que acostumbrar, o no..

8 comentarios:

cleira dijo...

Buen tema tocas. Yo llevo viviendo 16 anos en Alemania y cuando llegué... que me quedará con mi apellido, lo normal como espanola, fue todo un número en este país. Después de 16 anos, el tema ha mejorado pero sigo siendo un bicho raro, que se niega a llevar un apellido alemán. Mi marido está acostumbrado, pero cuando me presenta a alguien se le olvida decir mi apellido y naturalmente me llaman con el suyo, que corrijo al momento. Seré muy emancipada, pero creo que eso es ser una misma y pertenener a algo, en este caso a mi cultura y mi país. No le voy a entregar todo a él...

Marta Salazar dijo...

Hola hola Javier!

tu post tan bueno como siempre!

esto es consecuencia de la influencia del derecho romano (sin la suavizante influencia de otros derechos, por ej., del canónico, entre paréntesis, qué profesión tienes? sólo por curiosidad? no me respondas si no quieres o puedes) en su versión pandectística,

en el derecho romano, la mujer pasaba a formar parte de la familia del marido...

no te has fijado que aquí las mujeres llaman mamá y papá a sus suegros?

saludos!!!

Marta Salazar dijo...

bien cleira!!!

Marta Salazar dijo...

perdón, olvidé contar algo que a lo mejor les puede parecer divertido:

una amiga espanola casada con alemán y muy emancipada (con sus seis hijos), como casi todas mis amigas espanolas (dije casi, je je),

cuando le llamaban por el apellido de su marido, ella respondía (nombres inventados para proteger a los inocentes):

"me llamo González y no Schmitz; no soy hermana de mi marido",

ja ja!

Javier Sáenz dijo...

Muy bueno Cleira! Me apunto a tu blog ;)

Marta, tu comentario si que es bueno, en la línea de Cleira.

Desde mi punto de vista (chico) me parecía rara la cosa, pero desde el punto de vista de las chicas, es un infierno el tener que cambiarse de nombre.

Gracias por vuestros comentarios que enriquecen mi pobre blog :)

Javier Sáenz dijo...

Hola Marta,

soy licenciado en matemáticas, aquí mi perfil en LinkedIn: http://www.linkedin.com/in/javiersaenz

Marta Salazar dijo...

hola hola Javier!

off topic: tienes un meme en Historias de Alemania!

un abrazo!

Marta Salazar dijo...

Javier, trabajas para 1&1, qué interesante, debe ser super entretenido!